La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

domingo, 13 de noviembre de 2016

U-5022 Seehund Type XXVII B


Escala 1:72 Revell (Score 8/10)







Minisubmarino Seehund

El Seehunde (en alemán foca) era un minisubmarino que tenía una longitud de 11,86 m, un diámetro de 1,28 m y una profundidad de inmersión de 30 m. Llevaba dos torpedos externos 1x53,3 centímetros (G7e). Estaba impulsado por un motor Büssing de 6 cilindros con ingeniería diésel con una potencia de 60 HP y por una batería eléctrica de 25 cv de potencia, que lo impulsaba a una velocidad de 7,7 nudos en superficie y de 6 nudos sumergido, teniendo una autonomía de 207 millas a 7,7 nudos en superficie y de 63 millas a 3 nudos sumergido.

Todos los minisubmarinos previos al Seehund, no obtuvieron los resultados esperados, debido a que se construyeron muy rápido y sin un diseño y estudios profundos de sus características y rendimientos. Cuando este punto quedó claro, los ingenieros navales alemanes se dedicaron a buscar un minisubmarino, basado en la tecnología de los U-Boot tradicionales, dando como resultado el Seehunde. El primero de los 285 Seehund fue completado en septiembre de 1944, y entró en servicio masivamente en 1945, resultando superior a todos los modelos anteriores, siendo encargadas 1.000 unidades de este modelo.

Utilizado contra el suministro aliado de la zona de Schelde-Themse, el 70% de las operaciones de los Seehund tuvo contacto con el adversario y el 90% de ellos, sobrevivió a la misión. El resultados de sus misiones arrojó el saldo de nueve buques de carga hundidos y tres más dañados y la destrucción del destructor francés "La Combattante". En la actualidad sobrevive un Seehund, que es exhibido en el Museo Alemán de Múnich. 

De este modelo, derivaba el proyecto español conocido como clase Foca.

Durante la etapa de entrenamiento, los Seehunde ejecutaban - como primer ejercicio de las tripulaciones - cruzar las líneas inglesas de abastecimiento. Los torpedos eran reemplazados por grandes depósitos de víveres. Los pequeños submarinos partían de Ijmuiden, franqueaban sumergidos las líneas de comunicación enemigas, fuertemente vigiladas, y entraban a menudo, después de una larga travesía de varios días, en Dunkerque, llevando víveres a la guarnición de esa ciudad asediada.