La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

jueves, 18 de febrero de 2016

IJN Hosho - 鳳翔


Escala 1:700 Marca Fujimi (Score 3/10)






El Hōshō (鳳翔, fénix volador?) fue el primer portaaviones de la historia, diseñado desde origen como tal, en entrar en servicio activo. Aunque el británico HMS Hermes se diseñó y empezó a construir en 1918, y se botó en 1919, no se asignó hasta 1923.

El Hōshō estaba todavía basado en el diseño de un crucero, pero no se trataba de una conversión. Siendo el primero de su tipo en entrar en servicio, fue intensivamente usado para desarrollar los métodos y tácticas necesarios para manejar este nuevo tipo de arma durante la década de los años 20.




La cubierta de vuelo estaba ligeramente inclinada hacia abajo en su parte de proa para facilitar el despegue de los aviones. El puente estaba ubicado a estribor, donde también tenían su salida las tres chimeneas del barco, que podían ser abatidas a una posición horizontal durante las operaciones de despegue y apontaje. Tras varias pruebas fue eliminado el puente de mando, despejando por completo la pista de vuelo.



Sirvió en la Batalla de Shangái en 1932, bombardeando sus aparatos la ciudad, y en los inicios de la Segunda Guerra Sino-Japonesa.




Al principio de la Segunda Guerra Mundial, el Hōshō había sido superado por otras unidades en activo. Era demasiado pequeño y lento para dar cabida a los nuevos tipos de aviones embarcados, como el Mitsubishi A6M. De todos modos, entró en combate durante la batalla de Midway, ofreciendo un modesto apoyo aéreo a la flota principal.



Se intentó alargar y ensanchar su cubierta de vuelo, pero las partes suspendidas fuera del casco mermaron su estabilidad y por tanto su capacidad de atravesar el océano, por lo que fue relegado a tareas de entrenamiento sin alejarse de las costas japonesas desde 1943. Fue ligeramente dañado durante el ataque aéreo a Kure el 24 de julio de 1945.



Tras la guerra, fue usado para repatriar personal japonés hasta junio de 1946, tras lo que fue desguazado en 1947. El Hōshō fue uno de los cuatro portaaviones japoneses que sobrevivieron a la guerra, y en el momento de su desguace, fue a un tiempo el primer y el último portaaviones japonés.



Astillero Asano


Tipo Portaaviones

Autorizado 1918

Puesta en grada 16 de diciembre de 1919

Botado 13 de noviembre de 1921

Asignado 27 de diciembre de 1922

Baja 31 de agosto de 1946

Destino Desguazado en 1947

Características generales

Desplazamiento 7.470 toneladas, 9.330 toneladas en pruebas, 10.500 toneladas a plena carga

Eslora 168 metros

Manga 18 metros

Calado 6,17 metros

Armamento • Cuatro cañones de 140 mm

• Dos cañones antiaéreos de 40 mm



• Dos ametralladoras antiaéreas



Propulsión Turbina con dos hélices, 12 calderas

Potencia 30.000 cv (22 MW)

Velocidad 25 nudos (46 km/h)

Tripulación 550 marineros y oficiales

Aeronaves 26 como máximo, 19 habitualmente, 8 al final de su carrera