La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

miércoles, 20 de enero de 2016

TK-13 - ТК- 13


Escala 1:700 Marca Hobbyboss (Score 7/10)





El Proyecto 941 Akula (en ruso: проекта 941 Акулa), designación OTAN Typhoon, es un tipo de submarino de misiles balísticos desplegado por la Armada Soviética en los años 1980. Con un desplazamiento máximo de 48.000 toneladas, los submarinos de la clase Akula son los más grandes construidos.

La clase Akula constó de 6 submarinos, de los cuales 2 están sufriendo modificaciones exhaustivas en los Astilleros de Severodvinsk, sirviendo como sistemas de pruebas de armas. El resto fueron desmantelados o se encuentran en proceso de serlo.

Silenciosos y con una increíble capacidad destructiva, los SSBN Akula, Typhoon en nomenclatura OTAN, fueron hasta su retiro del servicio activo el orgullo del arma submarina soviética.

Historia
El desarrollo de este pesado submarino nuclear estratégico (SSBN) fue autorizado en diciembre de 1972, y el 19 de diciembre de 1973 el gobierno emitió oficialmente la orden para diseñar y construir el submarino de misiles balísticos Proyecto 941 Akula (tiburón en ruso)

El promotor fue la oficina de diseño de Leningrado que es ahora la Oficina Central de Diseño para la Ingeniería de la Marina “Rubin”, el proyecto fue llevado a cabo por el ingeniero jefe S.H. Kovalev y su construcción tuvo lugar en los astilleros Nº 402 Sevmash, de Severodvinsk, cerca de Arkangel, en el Mar Blanco. Para su fabricación se tuvieron en cuenta más de 200 soluciones, asegurándose así de que el Typhoon entrara en el nuevo milenio siendo, no solo el submarino más grande del mundo, sino también uno de los más avanzados tecnológicamente. Después de intensivas comprobaciones, el TK-208 fue puesto en servicio en septiembre de 1980 e introducido en la flota del Norte el 12 de diciembre de 1981.

Entre 1981 y 1989 seis submarinos de la clase Thypoon/Akula entraron en servicio, teniendo su base en Nyerpichya, en el fiordo de Zapadnaya Litsa, en la Península Kola. La Unión Soviética tenía planes ambiciosos para construir muchos más Typhoon y asignarlos a la Flota del Norte y a la Flota del Pacífico. De hecho, un séptimo buque se empezó a construir a finales de los 80, pero nunca se finalizó, pues coincidió con la ruptura de la URSS y el proyecto se paralizó.

Estos submarinos acarreaban grandes problemas de todo tipo. Aparte del enorme coste económico que suponía mantenerlos en servicio, los Typhoon/Akula requerían una complicada infraestructura para operar adecuadamente. Las obras para rediseñar la base en Nyerpichya, lugar donde más tarde se estacionarían, empezaron en 1977. La mayoría de las otras bases navales soviéticas no podían acogerlos debido a sus enormes dimensiones. La remodelación de Nyerpichya concluyó en 1981, justo a tiempo para la puesta en servicio del primer Typhoon, y el nuevo diseño de las instalaciones incluía plantas para suministrar electricidad y calor a los submarinos cuando estaban en la base, entre otras mejoras.

Los misiles balísticos que portaban también eran difíciles de manejar debido a su gran tamaño. Solamente podían ser transportados por raíles y luego eran izados por una potente grúa para cargarlos en los silos a bordo del submarino. La carga se efectuaba mediante el barco de transporte Aleksandr Brykin, que fue construido específicamente para los Typhoon/Akula, y que tenía una grúa de 125 toneladas a bordo.

El primer submarino de la clase, el TK-208, comisionado en 1981, sufrió dos incidentes leves en 1986 y 1987 de fuga de radiación cuando se estaba procediendo a la limpieza del reactor, aunque siguió prestando servicio. Después entró en los astilleros de Sevmash en 1990 para revisiones y reparaciones varias. Al parecer dichos incidentes produjeron algún daño más importante, ya que el buque estuvo en el dique seco hasta el 2002. Durante esta extensa “revisión” de 12 años, el número de identificación del submarino (TK-208) se cambió a Dmitry Donskoy.

Según informes recientes, el Dmitry Donskoy, ha sido mejorado y actualizado con lo último en tecnología, principal causa esta de su larga estancia en el astillero. Las primeras pruebas del submarino tras este largo paréntesis han tenido lugar la primavera pasada.

El 27 de septiembre de 1991, el TK-17 sufrió un accidente. Un misil explotó accidentalmente durante unas maniobras de disparo en el Mar Blanco. El buque resultó seriamente dañado, pero pudo regresar a la base y más tarde fue reparado para continuar en servicio. Este mismo buque, el TK-17, ahora rebautizado Arkhangelsk, volvió de nuevo al servicio el 9 de noviembre de 2002, tras haber estado casi un año de reparaciones y mejoras.

El último buque de la serie en ser construido, el TK-20 Severstal, también sigue activo desempeñando misiones varias, al igual que sus otros hermanos, probando nuevos sistemas, haciendo ejercicios de entrenamiento y llevando a cabo maniobras de lanzamiento de misiles y torpedos entre otras.

La vida operacional de estos submarinos se estima que está entre 20-30 años, aunque para mantenerlo activo durante ese periodo, el buque necesita revisiones y reparaciones de gran escala cada 7-8 años. De otro modo, la vida de un submarino se reduce drásticamente a casi la mitad.

De los seis buques de que constaba la clase, tres ya han sido retirados completamente, como parte del Tratado para la Reducción de Armas firmado por Estados Unidos y Rusia. El TK-202 y el TK-12 fueron sacados de servicio en 1996 y puestos en reserva, y el TK-13 un año más tarde. El TK-202 llegó a Severodvinsk a principios de julio de 1999 para el decomisionamiento y en verano/otoño de 2002 comenzó el proceso de descarga de residuos radioactivos. Estados Unidos está aportando fondos para ayudar al desmantelamiento de estos submarinos. Pero el trabajo de desguace es lento, costoso y complicado. Lo primero es quitar el combustible nuclear utilizado por el submarino, después se retiran los 2 reactores, y para ello hay que construir instalaciones especiales. Los otros dos buques, el TK-12 y el TK-13, están esperando su turno para seguir el mismo camino.

Todo parece indicar que Rusia desea mantener en servicio los otros tres submarinos Typhoon, el TK-208, TK-17 y TK-20 hasta el 2007 o 2010, haciéndolos funcionar como plataformas de pruebas (al menos el TK-208) para nuevas armas estratégicas y/o equipándolos con nuevos misiles, tales como el SS-N-23, SS-N-26, Topol y Topol-M en sus versiones navales.

El Typhoon/Akula no solo es el submarino más grande del mundo, sino también el más famoso, en el cual se inspiraron los dos grandes bestsellers “Typhoon” y “La Caza del Octubre Rojo”, esta última llevada también al cine y convertida en todo un clásico del género.

Los Typhoon/Akula han sido desde su construcción el orgullo de la Marina Rusa, un símbolo emblemático de poder para los soviéticos, que durante años significó una de las amenazas más letales y temidas por los Estados Unidos.

Diseño

Typhoon/Akula tiene un diseño multicasco, algo realmente único e innovador que después seguirían utilizando los rusos en otros submarinos. El buque tiene dos cascos presurizados de 7,2 m de diámetro, que van de proa a popa. Estos cascos están dispuestos en paralelo uno de otro y simétricos al plano central, semejándose a un catamarán, y se encuentran dentro del casco principal externo.

Contienen 5 cascos habitables y 19 compartimentos en su interior. Ambos cascos y todos los compartimentos están conectados entre sí.

Los cascos, el plano central y el compartimento de los torpedos están hechos de titanio y el casco externo de acero no magnético.

Todo el casco externo está recubierto de placas cerámicas Cluster Guard antieco que absorben el sonido. Entre los cascos internos y el externo hay una separación de 12 dm a los lados. Ese diseño multi-casco le permite al Typhoon/Akula navegar a más profundidad y ser más silencioso que su rival estadounidense de la clase OHIO.

Su colosal volumen (casi el doble que el submarino clase OHIO) le proporciona entre un 30% y 45% de reserva de flotabilidad. Este submarino también cuenta con dos módulos de emergencia, conectados a cada uno de los cascos internos, para la evacuación de toda la tripulación en caso de accidente o hundimiento y tener que abandonar la nave.

Toda esta superestructura de acero y titanio de varios centímetros de grosor lo protege al mismo tiempo de ataques enemigos, de modo que el buque está concebido para resistir el impacto de un torpedo armado con explosivo convencional sin hundirse.

El compartimento de los misiles está en la parte superior de la proa entre los cascos y delante de la torre, siendo también un rasgo único y distintivo. La sala principal de control y el compartimento del equipo electrónico, se encuentran en un módulo protegido que está situado detrás de los silos de los misiles, encima de los cascos principales en un plano central y bajo la torre de mando. La altura total del submarino equivale a la de un edificio de 69 plantas, como dato significativo.

Este submarino nuclear de tercera generación tiene mucha más maniobrabilidad, a pesar de su gran tamaño y peso, y es más silencioso que sus predecesores. Para reducir la señal acústica se utiliza un sistema amortiguador neumático de goma que forma parte del casco externo del buque y que lo recubre en su totalidad, así como una distribución de mecanismos y materiales especiales, un nuevo aislamiento de sonido y una capa antihidroacústica.

Debido a la geografía de Rusia y a las durísimas condiciones meteorológicas del Ártico, zona donde los Typhoon/Akula operan, el diseño del submarino está pensado para que pueda navegar bajo el hielo o rompiéndolo. Sus dos hélices están parcialmente protegidas, y la proa y la base de la torre están redondeadas y reforzadas para romper capas de hielo de hasta 3 metros de espesor que cubren la mayoría del océano Ártico y abrirse camino a través del él.

Los submarinos estadounidenses pueden cruzar el Ártico, pero no pueden emerger en caso de emergencia a menos que encuentren raramente una zona de hielo fino o un hueco en la capa. En un intercambio nuclear, los Typhoon/Akula podrían esperar silenciosamente bajo la gruesa capa de hielo, listos para resurgir en el momento adecuado y lanzar un contraataque con sus misiles intercontinentales.

Cuenta con hidroplanos retráctiles en la zona de la proa. Estos se repliegan dentro del casco según las condiciones de navegación.

[editar] Propulsión
La fuente de energía es, obviamente nuclear. De la misma forma que otros submarinos, se utiliza un reactor para generar vapor de agua a presión que mueve una turbina y esta a su vez hace girar la hélice; el agua pesada es reciclada completamente.

El motor del buque consiste en 2 reactores nucleares de agua presurizada OK-650 y dos máquinas ensambladas que constituyen una turbina de vapor. Dentro de cada casco principal hay un reactor y una turbina. Cada reactor produce 190 Megawatios de energía, lo que nos da una idea de la potencia de este coloso. En conjunto cada reactor mueve una turbina de vapor de 50.000 CV de potencia y dos turbogeneradores de 3.200 kW . Dos generadores diésel DG-750 de 800 kW sirven como propulsión de apoyo desarrollando 520 CV.

El submarino está impulsado por dos enormes hélices de 4 m de diámetro y siete palas. Dichas hélices están montadas de forma inversa una de otra, de modo que cada una gira en sentido inverso a la otra, consiguiendo así un flujo mayor y por lo tanto más impulso.

La velocidad máxima varía desde los 15-16 nudos en superficie hasta los 27 nudos en inmersión, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta sus mastodónticas dimensiones.

[editar] Equipamiento
Los Typhoon/Akula están equipados con el sistema hidroacústico “Slope” que consiste en cuatro emisoras hidroacústicas. El sistema “Slope” permite rastrear 10-12 buques simultáneamente. También utiliza dos boyas de antena flotantes para recibir mensajes de radio, datos de designación de objetivos y señales de navegación a gran profundidad o bajo la capa de hielo.

El submarino dispone de 2 periscopios, uno para el comandante y otro para uso general de la tripulación, radio sextante, radar, y antenas para comunicaciones por radio, y sistemas de navegación satelitales. Todos estos dispositivos son retráctiles, y se esconden en la torre de mando.

El Typhoon/Akula cuenta con los siguientes sonars:

1 Shark Gill, montado en el casco de búsqueda, ataque pasivo/activo y baja/media frecuencia
1 Mouse Roar, montado en el casco, de ataque activo y alta frecuencia
1 Shark Rib en el flanco, pasivo de baja frecuencia
1 Pelamida a remolque de búsqueda pasiva y frecuencia muy baja.
En cuanto al nivel de confortabilidad el Typhoon/Akula tampoco tiene rivales. La habitabilidad es mucho mayor que la de cualquier otro submarino ya que cuenta con compartimentos individuales para cada miembro de la tripulación, gimnasio, sauna, sala de ocio y hasta mini-piscina entre otras cosas. Todo esto permite que la tripulación pueda afrontar cualquier situación mucho más relajada y preparada.

La autonomía real del Typhoon/Akula, al igual que la mayoría de los submarinos nucleares, es ilimitada. El buque produce el oxígeno a partir de la descomposición del agua, y con ayuda de filtros y un sistema de ventilación se mantiene el aire puro y respirable dentro de la nave sin necesidad de salir a la superficie. El agua también la fabrica el propio submarino potabilizando la del mar mediante un proceso químico, y el combustible deja de ser un problema ya que la principal ventaja de la energía nuclear es el gran rendimiento que ofrece con una cantidad muy pequeña de materia prima. Por lo tanto, el único inconveniente es el de las provisiones, que hace que la autonomía del Typhoon se vea limitada a 120 días.

[editar] Armamento
El Typhoon/Akula transporta un verdadero arsenal nuclear con más poder destructivo que todas las bombas lanzadas en la Segunda Guerra Mundial, que consta de torpedos y misiles balísticos intercontinentales, siendo estos su principal arma. El principal cometido que desempeña un submarino estratégico es el de arma disuasoria. Merodear los océanos en completo silencio evitando ser detectado, y en caso de ser necesario lanzar un ataque masivo con sus misiles nucleares sobre objetivos enemigos.

Cuenta con 20 misiles estratégicos, seis tubos lanzatorpedos y varios tipos de otros misiles y minas. Los silos de los misiles están dispuestos delante de la torre de control, en dos filas de 10 cada una. Este submarino no tiene que sumergirse o navegar por el mar para lanzar los misiles, puede hacerlo perfectamente estando amarrado al dique.

De los 6 tubos lanzatorpedos que tiene el submarino, 2 son de calibre 533 mm y los otros 4 son de calibre 650 mm . Para los tubos de 533 mm lleva torpedos de los modelos 53-65K, SET-65 o SAET-60M y para los tubos de 650 mm lleva torpedos modelos 65-76, ambos con cabezas nucleares. En total porta 22 torpedos, y también puede llevar un RPK2 / SS-N-15 Starfish o un 100-RU / SS-N-16 Stallion por cada tubo. El submarino tiene un sistema de carga de misiles y torpedos automático. Los tubos lanzatorpedos pueden ser utilizados también para la colocación de minas.

Submarinos construidos
Clase Typhoon; Tiempos # Botado Lanzado Comisionado Status
TK-208antes TK-208 3 de marzo 1977 23 de septiembre 1980 12 de diciembre 1981 plataforma de prueba para misil Bulava
TK-202 1 de octubre 1980 26 de abril 1982 28 de diciembre 1983 Sacado del servicio en 1995, desmantelado en 2003-2005
TK-12[1] 27 de abril 1982 17 de diciembre 1983 27 de diciembre 1984 Sacado del servicio en 1996, empezó su desmantelamiento en
TK-13 5 de enero 1984 21 de febrero 1985 29 de diciembre 1985 Sacado del servicio en 1997, listo para desmantelar en
Arkhangelsk el 18 de noviembre de 2002. 24 de febrero 1985 Agosto 1986 6 de noviembre 1987 En reserva esperando modernización
TK-20TK-20 nombrado Severstal 6 de enero 1987 Junio 1988 Septiembre 1989 En reserva esperando modernización
TK-210 2008,2020 mayo 2008 mayo 2009

830 Tk17 Arkhangelsk
Entró en servicio el 19 de febrero de 1988, en la 18º división en la base de Zapadnaya Litsa, en noviembre de 2002 entró en proceso de modernización en el astillero de Sevmash, ese mismo año la tripulación pidió que se le diera el nombre de Arkhangel'sk, su comandante es V. Volkov, esta nave tomó parte en los ejercicios realizados el 17 de febrero de 2004 y el presidente Vladimir Putin estuvo a bordo de él. Está planeado ser modificado aún más para portar el nuevo misil Bulava.

TK 20 Severstal
Entró en servicio el 28 de febrero de 1990, en la 18º división en la base de Zapadnaya Litsa, lanzó varios misiles SLBM en 1996 y 1999 en el polo Norte, tomo parte en Día de la Marina el 24 de julio de 1999 en Severomorsk, luego en 2001 toma el nombre de Severstal en honor a una compañía que los patrocina. De 2001 a 2002 sufrió reparaciones en el Astillero Sevmash.

834 TK 208 Dmitry Donskoy
Entro en servicio el 9 de febrero de 1982, en la 18º división en la base de Zapadnaya Litsa, luego fue transferido a la base de Severodvinsk. Sirvió para probar los misiles D-19 en 1983-1984. en 2002 fue renombrado como Dmitry Donskoy, y en 2003 le realizaron modificaciones para llevar y probar el misil Bulava. La primera prueba falló y el misil cae al agua al 1 minuto del lanzamiento. El motivo fue la falla repentina del motor de la primera etapa. En octubre de 2006 se realizó otra prueba en el Mar Blanco resultando en falla después de 200 s del lanzamiento por fallas en el sistema de control.

Astillero: Sevmash (Severodvinsk)
Países en servicio: Rusia
Primera unidad: RFS Dmitry Donskoi
Clase Anterior: Cronológicamente:
Por tipo: submarinos con capacidad nuclear Proyecto 667BDR Kalmar (Delta III)
Clase Posterior: Cronológicamente:
Por tipo: Proyecto 667BDRM Delfin (Delta IV)
Características generales
Desplazamiento: En superficie: 24.000 t
Sumergido: 36.000 t
Eslora: 175 m
Manga: 23 m
Calado: 12 m
Armamento: 20 misiles R-39
2 tubos de 533 mm y 4 tubos de 650 mm para torpedos Viyuga
Sensores: sonares, sistemas de intercepción remota, periscopios de ataque y búsqueda, radares anti-colisión, equipamiento de guerra electrónica.
Propulsión: Dos reactores nucleares de agua a presión ОК-650В
Dos turbinas a vapor AEU
Dos ejes y dos hélices
Velocidad: 46 km/h (25 nudos) sumergido
Autonomía: 100 días
Tripulación: 150-160 hombres