La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

sábado, 30 de enero de 2016

RN Pola


Escala 1:350 Marca Hobbyboss (Score 6/10)










El Pola fue un crucero pesado de la clase Zara de la Marina de Italia. Participó 3 batallas.
 
Tras una intensiva actividad en tiempo de paz, al inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Pola fue el buque insignia del almirante Riccardo Paladini, comandante de la segunda escuadra, y tomó parte en 12 acciones de combate hasta su hundimiento, iincluidas las batallas de Calabria y del cabo Spartivento.

 En la batalla del cabo Matapán el Pola, inmovilizado por un torpedo, quedó rezagado. De noche los restantes cruceros italianos fueron en su búsqueda. Sin embargo, cuando el Zara y el Fiume llegaron a su altura, fueron hundidos por la Marina Real Británica. De noche los restantes cruceros huyeron. La historia de el crucero termino con mala suerte. Esa noche el crucero se hundió en 28 minutos, de los 800 tripulantes solo se salvaron 300


Astillero OTO, Livorno


Clase Clase Zara

Tipo Crucero pesado

Puesta en grada 17 de marzo de 1930

Botado 5 de febrero de 1931

Asignado 21 de diciembre de 1932

Baja 29 de marzo de 1941

Destino hundido en la batalla del cabo Matapán

Características generales

Desplazamiento 13.580 t estándar

14.530 t apc

Eslora 182,8 m

180 m entre pp.

Manga 20,6 m

Calado 7,2 m

Blindaje Vertical max.: 150 mm

horizontal max.: 70 mm

artillería max.: 150 mm

puesto de mando max.: 150 mm.

Armamento 8 cañones de 203 mm /53 (4x2)

16 cañones de 100/47mm OTO 1927 (8x2)

6 cañones 40 mm/49 Vickers-Terni (6x1)

8 ametralladoras 13,2 mm (4x2)

8 tubos lanzatorpedos de 533 mm (4x2)

Propulsión 8 calderas Thornycroft

2 turbinas Parsons

2 hélices.

Potencia 95.000 Cv

Velocidad 33 nudos

Autonomía 5.361 mn a 16 nudos

Tripulación 30 oficiales y 810 suboficiales y marineros.

Aeronaves 2 hidroaviones Paggio P-6

Equipamiento aeronaves

La batalla del cabo Matapán (griego: Ναυμαχία του Ταίναρου) fue una batalla naval durante la Segunda Guerra Mundial que se libró desde el 27 de marzo hasta el 29 de marzo de 1941 junto al cabo del mismo nombre. El Cabo Matapan se encuentra en la costa sur-occidental de la península del Peloponeso, en Grecia. En la batalla, una flota de la Royal Navy británica, acompañada de varios barcos de la Royal Australian Navy australiana, y bajo el mando del almirante Andrew Browne Cunningham, interceptó y hundió o dañó severamente varios navíos de la Regia Marina italiana, que se encontraban bajo el mando del almirante Angelo Iachino.


La batalla, o al menos sus acciones iniciales, es conocida en Italia con el nombre de batalla de Gaudo.

La fuerza aliada estaba compuesta por la Flota del Mediterráneo británica, formada por el portaaviones HMS Formidable, y los acorazados modernizados de la Primera Guerra Mundial HMS Barham, Valiant y Warspite (como buque insignia). La flota principal iba acompañada por dos flotillas de destructores:


10ª Flotilla: HMS Greyhound, HMS Griffin y HMAS Stuart al mando del comandante Hec. Waller, RAN.

14ª Flotilla: HMS Jervis, HMS Janus, HMS Mohawk y HMS Nubian bajo el mando de Philip Mack.

También se encontraban presentes el HMS Hotspur y el HMS Havock.

También participó una segunda fuerza, al mando de Sir Henry Daniel Pridham-Wippell, consistente en los cruceros ligeros británicos HMS Ajax, HMS Gloucester y HMS Orion, el crucero ligero australiano HMAS Perth y los destructores británicos HMS Hasty, HMS Hereward y HMS Ilex.

El navío australiano HMAS Vendetta se encontraba de regreso en Alejandría.

Además, varios barcos de escolta de convoys se encontraban disponibles: el HMS Defender, el HMS Jaguar y el HMS Juno. En el canal de Kitira aguardaban el HMS Decoy, el HMS Carlisle, el HMS Calcutta, mientras que el HMS Bonaventure y el HMAS Vampire se encontraban cerca.


La flota italiana era liderada por el navío de Iachino, el moderno acorazado Vittorio Veneto. También comprendía casi la totalidad de la fuerza de cruceros pesados italiana: el Zara, bajo el mando del vicealmirante Carlo Cattaneo, el Fiume y el Pola. La acompañaban cuatro destructores de la 9ª flotilla: el Alfredo Oriani, el Giosué Carducci, el Vincenzo Gioberti y el Vittorio Alfieri. Los cruceros pesados Trieste, que llevaba a bordo al vicealmirante Luigi Sansonetti, el Trento y el Bolzano iban acompañados por tres destructores de la 12ª flotilla: Ascari, Corazziere y Carabiniere, y por los cruceros ligeros Luigi di Savoia Duca Degli Abruzzi, mandado por el vicealmirante A. Legnano, y Giuseppe Garibaldi. Junto a ellos navegaban nueve destructores de la 6ª flotilla, incluyendo al Emanuel Pessagno y al Nicoloso de Recco. Ninguno de los barcos italianos montaba radar, mientras que varios de los barcos aliados sí lo hacían.

En la batalla se vieron implicadas también la 10ª y 13ª flotillas de destructores italianas: los Alpino, Bersagliere, Fuciliere, Granatiere, Grecale, Libeccio, Maestrale y Scirocco, entre ellos.


Mientras los barcos de la Flota del Mediterráneo cubrían los movimientos de tropas hacia Grecia, se recibió un informe de inteligencia que informaba de la partida de una flota de batalla italiana con un acorazado, seis cruceros pesados y dos ligeros, además de destructores destinados a atacar los convoyes. La interceptación fue posible gracias a Ultra, la máquina de descifrado aliada, pero este hecho fue ocultado hábilmente de ojos enemigos. En este caso, un avión de reconocimiento Short Sunderland apropiadamente dirigido fue enviado el 27 de marzo sobre la flota italiana. Como maniobra diversiva posterior, el almirante Cunningham salió furtivamente de un club en Egipto, donde se había dejado ver para evitar que se le localizara a bordo de su barco.

Del mismo modo, se produjo un fallo en la inteligencia del Eje. Los italianos habían sido informados erróneamente de que la Flota Mediterránea de la Royal Navy sólo disponía de un acorazado operativo. En realidad, disponía de tres, y se había efectuado el reemplazo de un portaaviones británico perdido.


El 27 de marzo, el vicealmirante Pridham-Wippell, con los crucerosAjax, Gloucester, Orion y Perth y varios destructores, partió de El Pireo hacia una posición al sur de Creta. El almirante Cunningham, con el Formidable, el Warspite, el Barham y el Valiant, dejó Alejandría ese mismo día para reunirse con los cruceros.


A las 7:55, del 28 de marzo, el grupo Trento topó con el grupo de cruceros de Pridham-Wippell, que navegaba hacia el sudeste. Creyendo que intentaban huir, los italianos les persiguieron, abriendo fuego a las 8:12 desde 22.000 metros. Los cañones italianos tuvieron problemas en centrar el fuego, y el bombardeo tuvo escaso efecto. Pasada una hora, los italianos abandonaron la persecución y viraron hacia el noroeste para reunirse con el Vittorio Veneto. Los barcos aliados también cambiaron de rumbo, siguiendo a los italianos a máximo rango.


A las 10:55 el Vittorio Veneto se reunió con los cruceros italianos, e inmediatamente abrió fuego sobre los persecutores aliados desde unos 23.000 metros. Los cruceros aliados se retiraron, con leves daños debidos a metralla de los cañones de 381 mm del acorazado, siendo de nuevo perseguidos por los italianos.



Hacia este punto, la fuerza de Cunningham, que estaba intentando reunirse con la de Pridham-Wippell, había lanzado una oleada de aviones torpederos Fairey Albacore desde el HMS Formidable. Los aviones atacaron el Vittorio Veneto sin efecto inmediato, pero las maniobras requeridas complicaron la persecución italiana. Apercibiéndose que frente a la próxima oleada podría no tener tanta suerte, Iachino interrumpió la persecución a las 12:20, retirándose a Tarento en busca de cobertura aérea.

Como temía Iachino, una segunda oleada sorprendió a los italianos a las 15:09. El teniente-comandante Dalyell-Stead pilotó su Albacore a 1 km del Vittorio Veneto, dañando su propulsor de babor y causando una inundación de 4000 toneladas de agua. El navío se detuvo mientras se reparaban los daños, pero fue capaz de reanudar su ruta a las 16:42, a una velocidad de 19 nudos. Cunningham tuvo conocimiento de los daños que había sufrido el acorazado italiano, y comenzó la persecución.

Un tercer ataque, desempeñado por seis Albacores y dos Fairey Swordfish de los escuadrones 826 y 828 a bordo del Formidable, junto a otros dos Swordfish procedentes del 815 escuadrón basado en Creta, fue lanzado entre las 19:36 y las 19:50. Un torpedo, aparentemente lanzado por el teniente F.M.A. Torrens-Spence, inmovilizó al crucero Pola. Desconocedores de la persecución de Cunningham, se le ordenó a un escuadrón de cruceros y destructores que regresaran y ayudaran al Pola. El grupo estaba formado por los navíos hermanos del Pola, el Zara y el Fiume. No atendieron a la orden hasta que había pasado una hora, oficialmente debido a problemas en las comunicaciones, mientras el Vittorio Veneto y el resto de barcos continuaban rumbo Tarento.


Los aliados detectaron a los italianos en el radar poco después de las 22:00, y pudieron aproximarse sin ser localizados. Los navíos italianos no esperaban encontrar oposición enemiga de noche, y sus baterías principales estaban desarmadas. Al carecer de radar, tampoco eran capaces de detectar a la flota aliada de otra forma que fuera visión directa, así pues los acorazados británicos Barham, Valiant y Warspite pudieron aproximarse a 3500 metros de distancia, desde donde abrieron fuego. Las bengalas aliadas iluminaron a sus enemigos. Después de tres minutos, dos cruceros pesados italianos, el Fiume y el Zara, habían quedado destruidos.

Dos destructores italianos, el Vittorio Alfieri y el Giosué Carducci, fueron hundidos los primeros cinco minutos. Los otros dos, el Gioberti y el Oriani, pudieron escapar, el primero seriamente dañado. Los aliados consideraron remolcar al Pola hasta Alejandría, pero el amanecer estaba cercano y el peligro de recibir ataques aéreos se tornaba muy alto. Las brigadas de abordaje británicas capturaron varias ametralladoras antiaéreas Breda.

Así pues, el Pola fue eventualmente hundido por torpedos procedentes de los destructores Jervis y Nubian, después de que su tripulación lo abandonara. La única reacción italiana conocida tras la sorpresa fue una infructuosa carga de torpedos por parte de los destructores y el fuego aleatorio de los cañones de 40 mm del Pola en dirección a los buques británicos.
Los barcos aliados recogieron a los supervivientes, pero abandonaron el lugar por la mañana, temiendo ataques aéreos del Eje. El almirante Cunningham, en la que fuera una de las acciones más caballerosas de la Segunda Guerra Mundial, ordenó que se enviara una señal en la banda de frecuencias de emergencia de la marina mercante. Esta señal fue recibida por el Alto Mando italiano. Informaba de que debido a ataques aéreos, los navíos aliados habían desistido de sus operaciones de rescate y garantizaba pasaje seguro a un buque hospital. Se emitió la localización de los supervivientes restantes, y el buque hospital italiano Gradisca pudo partir a rescatarlos. Las bajas aliadas ascendían a un único avión torpedero derribado por las baterías antiaéreas de 90 mm del Vittorio Veneto', y la pérdida de los tres miembros de su tripulación. Las pérdidas italianas ascendían a 2303 marineros, en su mayor parte del Zara y del Fiume.


Tras la derrota en el cabo Matapán, la flota italiana nunca más se aventuró en aguas del Mediterráneo Oriental, cediéndoselas enteramente a los navíos aliados hasta la caída de Creta. El mando naval italiano perdió toda la confianza en las promesas alemanas de proteger a su flota de ataques en estas aguas. Por ello, la batalla del cabo Matapán proporcionó una importante victoria estratégica a los aliados, que ahora podían concentrar la mayoría de sus limitados recursos contra el Afrika Korps de Rommel, una vez Grecia capitulaba ante las fuerzas alemanas a finales de abril de 1941.

Sigue existiendo controversia en Italia acerca de las órdenes dadas por el almirante italiano Angelo Iachino. En realidad, uno o dos destructores podían haber remolcado fácilmente al Pola fuera del alcance de los acorazados británicos, y haber escapado en caso de toparse con el enemigo. Sin embargo, una división de cruceros pesados completa - Zara, Fiume y cuatro destructores - resultaba totalmente inapropiada tanto para operaciones de remolque como para proteger al Pola. Los grandes navíos italianos no estaban entrenados para el combate nocturno y tenían órdenes de evitar todo contacto enemigo de noche.



Ammiraglio di squadra Angelo Iachino

1 acorazado: Vittorio Veneto (dañado)

4 destructores (10a Squadriglia Cacciatorpediniere): Grecale, Libeccio, Maestrale, Scirocco.

4 destructores (13a Squadriglia Cacciatorpediniere): Alpino, Bersagliere, Fuciliere, Granatiere.

Ammiraglio Antonio Legnani

2 cruceros ligeros (8a Divisione Incrociatori): Luigi di Savoia Duca degli Abruzzi, Giuseppe Garibaldi

2 destructores (6a Squadriglia Cacciatorpediniere): Emanuele Pessagno, Nicoloso da Recco.

Ammiraglio di Divisione Sansonetti

3 cruceros pesados (3a Divisione Incrociatori): Bolzano, Trento, Trieste.

3 destructores (12a Squadriglia Cacciatorpediniere): Ascari, Carabiniere, Corazziere.

Ammiraglio di Divisione Carlo Cattaneo

3 cruceros pesados (1a Divisione Incrociatori): Fiume (hundido), Pola (hundido), Zara (hundido).

4 destructores (9a Squadriglia Cacciatorpediniere): Vittorio Alfieri (hundido), Giosué Carducci (hundido), Vincenzo Gioberti, Alfredo Oriani.



Aliados


Fuerza A, 14th Destroyer Flotilla, 10th Destroyer Flotilla (de la Fuerza C), Fuerza B, 2nd Destroyer Flotilla, Fuerza D



Admiral Andrew Cunningham

3 acorazados: HM Ships Barham, Valiant & Warspite

1 portaaviones: HMS Formidable

9 destructores: HM Ships Greyhound, Griffin, Jervis, Janus, Mohawk, Nubian, Hotspur, Havock y HMAS Stuart

Admiral Henry Pridham-Wippell

4 cruceros ligeros: HM Ships Ajax, Gloucester, Orion y HMAS Perth

3 destructores: HM Ships Hasty, Hereward y Ilex

AG 9 convoy (from Alexandria to Greece)

2 cruceros ligeros: HM Ships Calcutta y Carlisle

3 destructores: HM Ships Defender & Jaguar and HMAS Vampire

Convoy GA 8 (de Grecia a Alejandría)

1 crucero antiaéreo: HMS Bonaventure

2 destructores: HM Ships Decoy & Juno

1 barco mercante: Thermopylæ (Norwegian)