La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

domingo, 1 de noviembre de 2015

USS San Diego CL-53


Escala 1:700 Marca Dragon (Score 6/10)





La historia del San Diego se remonta a finales de los años 30, cuando el Presidente Roosevelt dio vía libre a los planes de la Marina norteamericana para botar nuevos buques que serían necesarios para defender las líneas de comunicación del país en caso de una probable guerra. Este crucero fue el tercero de una serie de ocho navíos antiaéreos diseñados como escolta de portaaviones, conocidos como Clase Atlanta.

El USS San Diego fue botado en julio de 1941 y puesto en servicio activo en enero de 1942. Tras el entrenamiento inicial, primero en la Bahía de Chesapeake y más tarde en San Diego (California), fue enviado al Pacífico escoltando a Hawai al portaaviones Saratoga, que se encontraba en reparación en los Estados Unidos. Después de otro periodo de entrenamiento en aguas hawaianas, fue enviado a cubrir las operaciones navales en el Pacífico Sur en junio de 1942. Su primera acción bélica consistió en un ataque a las islas de Buin y Faisi, que le valió la primera de las dieciocho estrellas de combate que consiguió en el conflicto.

Desde agosto de ese año tomó parte en la invasión de Guadalcanal y estuvo presente en los hundimientos del Wasp. Participó en la Batalla de Santa Cruz el 26 de octubre, donde cubrió al Hornet, que había sido torpedeado. El portaaviones no pudo ser salvado, pero el crucero rescató a 200 supervivientes. Ese día sus cañones de cinco pulgadas derribaron tres aviones enemigos. En la Batalla Naval de Guadalcanal, que tuvo lugar a mediados de noviembre y duró tres días, el San Diego operó junto al portaaviones Enterprise. Tras meses de servicio en aguas de las Salomón, el buque llegó a Auckland en Nueva Zelanda para reaprovisionarse.

En 1943 continuó sus labores de escolta a grupos aeronavales que se movían hacia el norte de las Salomón siguiendo el curso de la guerra. En noviembre de ese año escoltó al USS Saratoga y al USS Princeton en el ataque contra la poderosa base nipona de Rabaul, Nueva Bretaña. También acompañó a los portaaviones que atacaron las Islas Marshall a inicios de diciembre. El día 9 de dicho mes escoltó al Lexington (CV-16), alcanzado por un torpedo, a Pearl Harbour. El San Diego siguió curso hasta San Francisco donde se le instaló un equipo de radar moderno, un centro de información de combate y nuevas ametralladoras de 40 mm que reemplazaron a las obsoletas baterías de 1'1 pulgadas.

En enero de 1944 se unió a la Fuerza de Portaaviones Rápidos del vicealmirante Marc Mitscher en Pearl Harbour con los que navegó la mayor parte de la guerra. En los meses posteriores participó en la captura de bases enemigas en las Marshall y en ataques a instalaciones en Truk. Hubo de hacer una pausa en sus misiones para volver a San Francisco por segunda vez para mejoras en sus radares, pero volvió a tiempo al frente para tomar parte en el asalto a las Marianas en junio y julio.

El resto de ese año estuvo presente en ataques y desembarcos en las Islas Bonin, Guam, Tinian, Islas Palau, la Bahía de Manila y finalmente Formosa donde se apuntó dos nuevos aviones enemigos. En febrero de 1945 los ataques de la Task Force 38 apuntaban ya a las islas nacionales de Japón, y el San Diego fue destinado a algunas de las operaciones previas al desembarco de Okinawa. Junto a los cruceros Vincennes y Miami, y al Escuadrón de Destructores 61 bombardeó las islas de Okino Daito y Minam Daito Jima. Sirvió como protección antiaérea para aquellos buques alcanzados por ataques suicidas.

Su misión más importante en este aspecto fue el remolque y escolta del destructor USS Haggard (DD 555) y el rescate de 31 de sus heridos más graves. Tras la campaña de Okinawa entró en el dique seco de la base avanzada de Guian, isla de Samar (Filipinas), para operaciones de reparación y mantenimiento tras 14 meses en el mar.

Continuó operando en aguas japonesas hasta el cese de hostilidades en agosto. El San Diego fue escogido por el almirante Halsey como buque insignia de la Task Force 31. Fue el primer navío en entrar en la Bahía de Tokio y el primer buque aliado en atracar en puerto japonés (el de Yokosuka) tras la rendición de Japón.

Tras haber navegado más de 300.00 millas en el Pacífico, haber tomado parte en 34 combates de importancia sin haber recibido ningún impacto ni perder un solo tripulante en batalla y haber ganado 18 estrellas de combate, el San Diego regresó a los Estados Unidos a mediados de septiembre y posteriormente ayudó en la repatriación de soldados dentro de la Operación "Alfombra Mágica".

Fue dado de baja del servicio activo y pasó a la Reserva Naval el 4 de noviembre de 1946. Fue renombrado CLAA-53 (crucero antiaéreo ligero) en marzo del 49. El 1 de marzo de 1959 se le dió de baja en la Marina y fue achatarrado en febrero de 1960.


DATOS TÉCNICOS


  • Botadura: 1942
  • Constructor: Bethlehem Steel Co., Quincy, Massachusetts
  • Desplazamiento: 6.000 ton
  • Eslora: 165,04 m
  • Manga: 16,23 m
  • Puntal: 7,90 m
  • Velocidad máxima: 33 nudos
  • Armamento: 16 cañones bivalentes de 5 pulgadas calibre 38 en torres dobles / 16 cañones AA de 1'1 pulgadas en montajes dobles / 8 ametralladoras AA de 40 mm / 8 tubos lanzatorpedos de 21 pulgadas en montajes cuádruples.
  • Blindaje: Amuras 89 mm, cubierta 51 mm, torres 38 mm y puente 95 mm
  • Tripulacion: 650