La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

domingo, 22 de noviembre de 2015

HMS Cossack F-03


Escala 1:600 Marca Airfix (Score 2/10)





En la obscuridad de la noche artica, el Cossack descubrio un mercante aleman, navegando en las aguas territoriales noruegas, sin importar esro, el capitan ordeno el abordaje, despues de una breve batalla, se tomo el buque, que resulto ser el Altmark y en su interior habia una gran cantidad de prisioneros de guerra britanicos, capturados por el Graff Spee

Dicen que los gatos tienen siete vidas. Hoy vamos a hablar de uno que, como mínimo, tenía cuatro. En 1941 el acorazado Bismarck, orgullo de la armada alemana, y posiblemente uno de los navíos más famosos de la historia, se hundía tras el ataque combinado de los acorazados HMS Rodney y HMS King George V, con el apoyo de los cruceros pesados HMS Dorsetshire, HMS Norfolk y HMS Sheffield, además del portaaviones HMS Ark Royal. 1.900 marineros acompañarían a su barco a las profundidades. El destructor británico HMS Cossack, en la búsqueda de supervivientes, se encontrarían, agarrado a algún resto del buque alemán, un gato negro con su debida placa al cuelo. Su nombre Oskar. Pronto se convertiría en un miembro más de la tripulación.

Pero la leyenda negra (nunca mejor dicho) de Herr Oskar tendría un nuevo capítulo. El viernes 23 de octubre, mientras escoltaba un convoy, el submarino alemán U563 disparaba contra la pequeña flota y alcanzaba al destructor, que tras un inútil intento de rescatarlo también se hundía. Entre los que se salvaron (murieron unos 130 hombres tras el impacto del torpedo) se encontraba, ¡adivinen!, el gato Oskar. En el bote salvavidas, junto a otros miembros de la tripulación del Cossack, no faltando el felino, sería izado al portaaviones Ark Royal, curiosamente el mismo que colaboraría al hundimiento de su antigua casa, el Bismarck.

El tópio de que los gatos negros dan mala suerte se ganaría otro punto más a su favor. El 14 de noviembre, el submarino alemán U81 'tocaba de muerte' con un acertado torpedo al portaaviones británico, que poco a poco escoraría hasta hundirse, vengando por tanto la pérdida del Bismarck. En este caso la tripulación se salvó casi al completo y, como no podía ser de otra forma, la figura del Herr Oskar se encontraba entre ella. Un gato con suerte, en resumen, y que moriría de viejo, y tranquilamente, en Irlanda. Una suerte, todo hay que decirlo, que le quitaba a todos los que le rodeaban.

La serie británica más representativa de esta época fueron las 24 excelentes unidades de la clase TRIBAL de 1936. Fueron los primeros destructores británicos a los que se potenció la artillería en detrimento del armamento torpedero. Resultaron naves excelentes que dieron magníficos resultados en la II GM. 2.290 ton. 36 nudos. Eslora 114,9 m. Manga 11,12 m. Calado 2,74 m. 8-120 mm. 4-40 mm. 8-12,7 mm. 4 tlt-533 mm. 2 morteros y 2 varaderos 190 hombres.