La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

miércoles, 1 de noviembre de 2017

USS North Carolina BB-55


 Escala 1:700 Marca Trumpeter (Score 6/10)






Escala 1:700 Marca Aoshima (Score 4/10)





Características


Tipo: Acorazado
País: EE.UU.
Desplazamiento:
37.484 toneladas carga estándar
44.377 toneladas carga máxima

Dimensiones:
Eslora: 222 ,12 m
Manga: 33 m
Calado: 10 m

Propulsión:4 hélices, 4 turbinas, 8 calderas Babcock y Wilcox, 121.000 cv
Velocidad: 28 nudos
Autonomía:
17.450 mn a 15 nudos
4.925 mn a 25 nudos
Tripulación: 1.880

Armamento:
9 cañones de 406/45 mm Mk 6, en tres torres triples
20 cañones de 127/38 mm Mk 12 de doble uso en 10 torres dobles
60 cañones AA de 40/56 mm Bofors, en 15 montajes cuádruples instalados en 1942
16 cañones 20/70 Oerlikon en 4 montajes cuádruples aumentados a 83 en 1942 (63 montajes simples, 8 dobles y un afuste cuádruple)
12 ametralladoras antiaéreas de 12,7/90 mm M2

Blindaje:
Cintura: 305 mm con una inclinacion de 15º + 25
Cubierta: 38 + 127 + 19 mm
Torres: 406 - 249 mm
Ala embarcada: 2 hidroaviones, 2 catapulta

Unidades: USS North Carolina (BB-55) y el Washington (BB-56) 

Historial


El North Carolina y el Washington fueron los dos primeros acorazados con los que se doto la US Navy tras el tratado de Washington.

Se pretendía un compromiso entre un acorazado a la antigua usanza y un crucero de batalla, aunque su velocidad no fue tan elevada como para considerarlos acorazados rápidos. Los North Carolina se beneficiaron de un blindaje muy estudiado, fruto de los largos años de “reposo” mientras que duró la moratoria naval. Tambien se beneficiaron de las nuevas medidas antiaéreas y de una buena protección submarina.

Su artillería principal, pese a que seguían montando cañones de 406 mm como los Colorado, las mejoras en este campo los dotaron de un mayor alcance (cerca de 40.000 m). Por su parte, la artillería secundaria seguía a cargo de las esplendidas piezas de 127 mm de doble uso, que armaban a muchos de los buques norteamericanos. En principio estaba previsto que montase tres torres cuádruples de 355 mm, pero al no ratificar Japon el Tratado Naval de Londres, se le instalaron torres de 406 mm, lo que creo una cierta descompensación entre su poder artillero y su blindaje, que estaba diseñado para un menor calibre. 
La principal ventaja, en cualquier caso, con las clases precedentes era la dirección de fuego Mark I que le permitía efectuar fuego efectivo incluso a grandes velocidades y realizando maniobras evasivas.

Ambos buques estaban terminados para la primavera de 1941 y aunque todavía los USA no estaban en guerra, se destinaron a patrullar las aguas atlánticas protegiendo los convoys, en una medida un tanto exagerada si consideramos los limitados medios con los que contaba la Krigsmarine.

En estos meses experimentaron graves defectos técnicos, especialmente derivados de sus turbinas que producían fuertes vibraciones que sacudían todo el buque, que obligo a limitar su velocidad de los 28 nudos nominales a 24. Para el mes de noviembre ya eran totalmente operativos, si bien no consiguieron recuperar su velocidad máxima. 
Gracias a esta misión de protección de convoys, el ataque japonés los sorprendió lejos de Pearl Harbor, por lo que fueron enviados de urgencia al Pacifico para enfrentar a la Nippon Kaigun.


El USS Washington tiene en su haber el hundimiento del Kirishima en la segunda batalla naval de Guadalcanal, aunque como todos los modernos acorazados norteamericanos que participaron en el conflicto su misión fue la de dar cobertura a los portaviones de las Task Force.

Aunque después de la guerra hubo proyectos para mantenerlos en servicio, finalmente fueron dados de baja en 1960, el Washington fue desguazado mientras el North Carolina fue convertido en Museo flotante en el rio Cape Fear.