La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

lunes, 21 de septiembre de 2015

DKM U-166


Escala 1:350 Marca Hobbyboss (Score 8/10)







El Tipo IX, que desplazaba en inmersión 1.232 t, tenía 76,76 m de eslora y 6,84 m de manga; se sumergían a 200 m. Estaban armados con 6 tubos lanzatorpedos de 533 mm y podían cargar 22 torpedos o 66 minas. Disponían de un cañón de cubierta de 105 mm, un cañón antiaéreo de 37 mm y dos cañones antiaéreos dobles de 20 mm.

Sus motores diésel, de 4.000 HP y sus motores eléctricos a baterías, desarrollaban 1.000 HP, que lo impulsaban a una velocidad máxima de 18,3 nudos en superficie y 7,3 nudos sumergido. Tenían una autonomía de 13.450 millas a 10 nudos en superficie y de 63 millas a 4 nudos sumergido.

Además, del sumergible Tipo VII, se construyó otro mucho más grande, conocido como Tipo IX; además, era el segundo tipo más importante de la Kriegsmarine. Se diseñó para operaciones que requerían grandes travesías; esos barcos operaban alrededor del mundo, en el Atlántico sur, el océano Índico e incluso el Pacífico; también fueron utilizados en el Atlántico norte, especialmente durante la operación Paukenschlag, la ofensiva de la guerra submarina en la costa americana. Por causa de su mayor tamaño, esas naves no era tan maniobrables como las del Tipo VII, haciéndolas más vulnerables. Había varios subtipos del Tipo IX (A, B, C, D), el último levemente más grande que los demás; se utilizaron asimismo como unidades de transporte al Japón. De los 300 sumergibles de este tipo que se construyeron, sólo el U-505 existe. Se conserva como submarino museo en Chicago. Estuvo a flote hasta abril de 2004 y desde el 5 de junio de 2005, luego de ser restaurado, se le exhibe fuera del agua en un recinto cerrado, protegido de los elementos.
July 30, 1942 
Reportado hundido por una aeronave de la Guardia Costera que lanzó una carga de profundidad sobre el submarino. Una mancha de combustible fue la única evidencia que un impacto había tenido lugar. La tripulación de la aeronave fue condecorada por el hundimiento. Sesenta años después un sonar detectó un naufragio en el fondo del mar. Este resultó ser el naufragio del mercante Robert E. Lee. A una pequeña distancia yace el naufragio del U-166. El Robert Lee había estado navegando desde Trinidad al Golfo de México con 400 personas a bordo cuando fue detectado por el U-166 quien disparó un torpedo y logró un impacto en su sala de máquinas causando que el buque se hundiera poco después. Afortunadamente casi todos los pasajeros sobrevivieron. En 1942, los U Boats, fueron enviados desde su base en Loirent Francia al Golfo de México con ordenes de hundir la mayor cantidad de buques americanos como sea posible. En el primer semestre de 1942, los 18 U-Boats operando en el Golfo hundieron un total de 62 buques. Los EEUU estaban totalmente sin preparación para submarinos enemigos operando tan cerca de las costas propias y virtualmente sin oposición. Hicieron estragos contra los buques tanques y mercantes. Cientos murieron mientras nadaban en un mar de petróleo y llamas. El U-166 fue visto por última vez por la tripulación del U-171 quien fue hundido semanas después luego de haber chocado una mina cerca de su base en Loirent, 22 de su tripulación murieron. Después del hundimiento del Robert Lee el destructor de escolta lanzó cargas de profundidad donde el U-166 se creyó que estaba. Cortado en dos por la explosión, el U-166 se hundió con sus 52 tripulantes atrapados dentro del submarino en prácticamente la misma posición que su última víctima