La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

jueves, 10 de septiembre de 2015

DKM H-44


Escala: 1:535 Marca: Revell (Score 2/10) Transformado a H-44 1:800 






"Acorazado alemán proyecto H"




Esta clase de buques era el sucesor directo de la clase "Bismarck", que comenzó con la serie H-39, y terminó con el proyecto H-44 E

Esta serie, la H44 comenzó a gestarse tras la pérdida del "Bismarck", y como respuesta para paliar ciertas pequeñas imperfecciones del diseño H-39.

Estaban diseñados para ser invulnerables a cualquier amenaza tanto aerea como de buques de superficie, por lo que el peso de desplazamiento, eslora y manga (345,5 metros de eslora y unos 52 metros de manga) de estos buques creció exponencialmente hasta alcanzar unas 130.000 toneladas en configuración estándar, y llegar a unas 145,500 a plena carga (sospecho que en emergencia de combate, hubiera sido incluso algo más pesado si cabe).

Debía de ir armado con un arma superior a cualquier otro acorazado, por lo que se decidió armarlo con 8 cañones de 508mm en cuatro torres dobles (aunque hay debate sobre si se hubiese utilizado realmente un cañon aun más grande de 533mm que estaba construido como prototipo en 1939-1940 por Krupp).

En cuanto a sus otras características tendría un blindaje en cintura de 380mm de KC Na y un blindaje en cubierta de unos 330 mm de acero homogéneo Wotan Hart

En lo del calibre, era algo grande, pero no mucho, los Súper Yamato, de unas 100.000 toneladas debían llevar 8 cañones de este tipo, y los Yamato mismos, se pensaban modernizar con 6 cañones de 508 mm en lugar de los 9 de 460 (de echo, los 2 últimos de la serie encargados, debían llevar ya directamente estos cañones), aunque lo más brutal, eran los 4 cañones de 800mm del tipo ferroviario Dora que Hitler quiso poner en estos monstruos a partir del diseño H42 (obviamente , los diseñadores, no hicieron ningún caso a semejante locura, ya que hubieran sido casi inútiles en un combate, y lo que hicieron fue coger el mayor calibre disponible con un número de cañones razonable, es decir, al menos 8 cañones).

Otra modificación a introducir ,seria un sofisticado sistema de dirección de tiro antiaéreo basado en el sistema casi infalible del cañón de 88 mm ya muy probado y, el terror de los aviadores americanos e ingleses, así como un sistema de navegación que comenzaba a incorporar los rudimentos de la computadora y el sistema modernizado de adquisición de blancos en combate para los supercañones.

La aguda falta de acero y las necesidades de la guerra terrestre no permitieron la concreción de este fantástico proyecto"