La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

miércoles, 2 de septiembre de 2015

DKM Deutschland - Lutzow


Escala: 1:720 Marca: Aoshima (Score 5/10)
 



Escala: 1:400 Marca: Heller (Score 4/10)





El acorazado de bolsillo Deutschland fue un buque de la Kriegsmarine (DKM) construido en los astilleros Deustche Werke de Kiel, cabeza de una serie prevista de cinco unidades de la que finalmente se construyeron tres. En 1940, tras el hundimiento del Admiral Graf Spee, fue rebautizado como Lützow. Catalogado inicialmente como Panzerschiff ("buque acorazado"), fue reclasificado ese mismo año como crucero pesado, junto con su gemelo Admiral Scheer.




La denominación de acorazado de bolsillo fue dada por el resto de las marinas para destacar que, a pesar de ser unidades de combate, sus características eran muy inferiores. La aparición de estos barcos provocó que la marina francesa se embarcara en la construcción de los acorazados de la clase Dunquerke de 26.500 t estándar y armados con 8 piezas de 13" (330 mm).

El Tratado de Versalles imponía condiciones muy duras a Alemania en lo referente a sus Fuerzas Armadas. Por ejemplo, establecía que no podía disponer de medios acorazados en el Ejército de Tierra (Reichswehr) y limitaba sus efectivos a 100.000 hombres (15.000 oficiales y suboficiales y 85.000 soldados), prohibía la existencia de una aviación militar de cualquier tipo y en el caso de la Armada vetaba la construcción de submarinos, que casi habían llevado a la derrota al Reino Unido en la Primera Guerra Mundial, limitando el tamaño, por desplazamiento y artillería, de los nuevos barcos que podía construir.




Según el Tratado de Versalles, la Armada podía reemplazar los viejos buques de combate que le habían permitido conservar los Aliados cuando estos hubieran cumplido 20 años de vida por otros que no superaran las 10.000 t de desplazamiento y cuyo armamento tuviera un calibre máximo de 11” (280 mm). En esas fechas (1919), los más modernos acorazados del resto de las marinas desplazaban alrededor de 30.000 t y llevaban cañones de 14” (356 mm), 15” (381 mm) o 16” (406 mm). Se intentaba con estas condiciones que los mayores barcos que pudiera construir Alemania no superaran las dimensiones de un crucero pesado o se limitaran a monitores de defensa costera.



En 1928 llegó el momento de comenzar a reemplazar los antiguos buques de combate y al almirante Zenker, comandante en jefe de la Reichsmarine, se le propusieron varios proyectos. Los ingenieros navales alemanes estimaban que con las limitaciones impuestas por los vencedores de la Primera Guerra Mundial sólo podrían construirse las citadas unidades de defensa costera. Sin embargo, se presentó un proyecto revolucionario en aquel momento: Se eliminaban la mayor parte de los remaches sustituyéndolos por soldadura eléctrica; se empleaban aleaciones ligeras en lugar de acero en varias zonas del navío; con el fin de aumentar la autonomía se reemplazaron las calderas y turbinas vapor por motores diésel de dos tiempos que porporcionaban alcances mucho mayores con pesos y potencias similares a las turbinas. Finalmente se aprobó este proyecto; su desplazamiento era ligeramente superior al máximo permitido, pero este dato no fue conocido en su momento.



La actividad bélica del Deutschland puede decirse que comienza durante la Guerra Civil Española, ya que formó parte de las patrullas establecidas para garantizar el bloqueo a los beligerantes.




El 29 de mayo de 1937, en el llamado Incidente del Deutschland, es alcanzado por dos bombas de 50 kg lanzadas por aviones gubernamentales; una de las bombas alcanzó la torre III de estribor de 15 cm y algunas esquirlas alcanzaron uno de los hidroaviones, incendiándose la gasolina, lo que causó daños en la cámara de suboficiales. La segunda bomba perforó la cubierta, provocando un incendio de aceite. Este ataque se saldó con 31 muertos y 110 heridos, 71 de ellos graves, la mayoría quemados.



Durante estas patrullas, el Deutschland hizo frecuentes escalas en Tánger, Cádiz, Palma de Mallorca, Canarias y Gibraltar. Alemania se retira de las patrullas de control en octubre de 1937 tras el ataque llevado a cabo por dos submarinos gubernamentales contra el crucero ligero Leipzig. Finalmente, el 20 de octubre de 1938 y en compañía del Admiral Graf Spee regresa a Alemania.



El Deutschland visitaría por última vez España en el único ejercicio naval de larga distancia efectuado por la Kriegsmarine, el 17 de abril de 1939 formando parte de una escuadra constituida además por el crucero de batalla Gneisenau (buque insignia de la flota en el que izaba su pabellón el almirante Carls), la 3ª división de destructores, las 6ª y 7ª flotillas de submarinos, el aprovisionador de submarinos Erwin Wassner y el petrolero Samland, haciendo escala en los puertos de Vigo y Málaga.



Las tensiones internacionales no auguraban nada bueno, y preparándose para ello, el Estado Mayor de la Armada había diseñado una serie de operaciones con las unidades disponibles. En ellas, por sus características, los acorazados de bolsillo se esperaba que desempeñaran un papel destacado.




El 22 de agosto de 1939 el petrolero y aprovisionador Westerwald abandona la base de Wilhelmshaven con destino al Atlántico norte; el acorazado, una vez terminadas las pruebas y el aprovisionamiento, deja los muelles de la base naval el 24 de agosto rumbo al cabo Farewell, al sur de Groenlandia, donde deberá esperar el comienzo de las hostilidades. Tres días antes había zarpado rumbo al Atlántico sur su gemelo Admiral Graf Spee.




El 31 de agosto de 1939 se recibe a bordo del navío un mensaje por radio con las órdenes:



1. Comenzar las hostilidades contra Polonia en sus aguas [en las que se encuentra la nave] a las 04:45 del 1 de septiembre de 1939.

2. La actitud de las potencias occidentales es desconocida.

3. Si Potencias occidentales declaran la guerra, las fuerzas navales propias comenzarán las hostilidades sólo en defensa propia y si es específicamente ordenado.

4. Acorazados en el Atlántico y submarinos deben permanecer en posiciones de espera por el momento, ninguna acción hostil incluso contra el tráfico mercante polaco.

El 3 de septiembre Gran Bretaña y Francia declaran la guerra al III Reich, pero se ordena a los barcos mantenerse a la espera. Finalmente, el 27 de septiembre se recibe la orden de comenzar las operaciones contra el tráfico: el Deutschland al norte y el Graf Spee al sur. Hasta el 5 de octubre no logra su primera presa: el mercante británico Stonegate, hundido al este de las Bermudas. En este primer crucero de guerra únicamente capturó dos barcos: el ya citado Stonegate y el noruego Lorenz W. Hansen a levante de Terranova.



Tuvo que capear un fuerte temporal en el Atlántico que le produjo serios daños en parte de las salas de motores y en la superestructura, lo que provocó que tuviera que regresar antes de lo previsto a la patria. El 14 de noviembre de 1939 salen a su encuentro para darle escolta los destructores Friedrich Eckholdt, Friedrich Ihn, Bruno Heinemann y Erich Steinbrinck. El Capitán de Navío Paul Wenneker es reemplazado por el de igual empleo August Thiele y ascendido a Contralmirante el 16 de noviembre de 1939. Ese mismo día echa el ancla en el puerto Gdynia (Gotenhafen en alemán). Sin embargo, el anuncio oficial de su regreso a puerto no se hizo hasta el 25 de enero de 1940, con el fin de engañar a los servicios secretos aliados haciéndoles creer que se mantenía en la mar.



En febrero de 1940, el Deutschland es rebautizado como Lützow, según se dice por orden de Hitler. Siempre se ha considerado que el cambio de nombre, producido oficialmente el 15 de febrero de 1940, se hizo para evitar un éxito propagandístico por parte de los Aliados en caso de hundir o capturar el barco que llevaba el nombre de la patria. Sin embargo, un escrito del Gran Almirante Raeder echa por tierra esta teoría.




A comienzos de abril de 1940 estaba pertrechándose el Lützow para un nuevo raid por el Atlántico contra el tráfico mercante aliado. Sin embargo, esta misión fue cancelada y fue utilizado en apoyo de las operaciones en Dinamarca y Noruega (Ejercicio Wesser), quedando asignado al grupo 2 que tenía por objetivo la ocupación de Trondheim (Noruega). Una avería en un motor auxiliar llevó al crucero a integrarse en el grupo 5 con el objetivo de ocupar Oslo (Noruega), llevando un contingente de 450 soldados. Junto al Lützow iban el nuevo crucero pesado Blücher (insignia de la agrupación), el crucero ligero Emden, los torpederos Möwe, Kondor y Albatros, ocho lanchas R y dos mercantes. La Royal Navy había desplegado en los estrechos daneses tres flotillas de submarinos británicos y una francesa. El 8 de abril el submarino HMS Trident lanzó diez torpedos contar el Lützow sin lograr blanco alguno.




El 9 de abril la formación germana entra en el fiordo de Oslo, donde se enfrenta a las baterías de costa noruegas, que logran hundir al crucero Blücher y algunos impactos en el Lützow: la cubierta de la torre A de 28 cm, el compartimento XIII afectando a los servicios médicos, la plataforma de la grúa, siendo averiado el avión en su catapulta, la munición antiaérea preparada para su uso, dos montajes 15 cm. El Capitán de Navío Thiele ordena salir de la línea de fuego, mientras el personal de control de daños logra controlar la situación bajo la cubierta y extinguir los incendios. Se descubrió entonces una brecha de 4,40 m en un tanque de combustible 20 cm bajo la línea de flotación. Al día siguiente, el Lützow zarpa hacia Kiel para reparar los daños sufridos y prepararse para la misión de caza anulada.



El 11 de abril es alcanzado por un torpedo disparado por el HMS Spearfish, que le bloquea el timón y le obliga a gobernar con las hélices, logrando entrar en el dique seco de Kiel el 14 de abril de 1940. Las averías son más serias de lo que en un principio se estimó y duraron hasta bien entrado 1941. Además de los daños materiales, el Ejercicio Wesser supuso para el Lützow 19 muertos, 15 de ellos a consecuencia del impacto del torpedo. Durante estas reparaciones, que se prolongaron hasta marzo de 1941, se aprovechó para cambiar la popa, hélices y timones del navío, instalándose un nuevo equipo de radar y un nuevo sistema de hidrófonos.



Finalmente, el 31 de marzo de 1941 el barco está nuevamente preparado y pertrechado para iniciar un nuevo crucero contra el tráfico mercante aliado. El 12 de junio de 1941, acompañado por cinco destructores de escolta y dos submarinos en misión de descubierta y con cobertura de la Luftwaffe, zarpa de Kiel rumbo a Noruega en el inicio de la Operación Sommerreise.




A pesar de la protección aérea, y como consecuencia de las malas comunicaciones entre la formación naval y su escolta, un torpedero Beaufort de la RAF logra alcanzar al crucero cuando navega a 21 nudos. A consecuencia del impacto dos de los motores diésel saltaron de sus bancadas, se detuvieron todas las máquinas y generadores eléctricos y el barco quedó envuelto en una nube de humo y al garete. La nube de humo salvó al Lützow, ya que impidió que el resto de los aviones británicos lograran ver el blanco, evitando nuevos lanzamientos.



El Lützow finalmente logra regresar a Kiel, entrando nuevamente en dique seco. Los daños causados por este torpedo harán que las reparaciones se prolonguen durante seis meses. Durante estas obras, los astilleros de Kiel son repetidamente atacados por la RAF, aunque el Lützow sale indemne de todos ellos. Mientras han durado las reparaciones, a bordo de la nave únicamente han permanecido los responsables de la artillería antiaérea, mientras que en tierra se ha constituido la Compañía de Entrenamiento Lützow.



Las reparaciones están prácticamente concluidas a comienzos de 1942 y en enero el Lützow abandona Kiel con destino a Gotenhafen. Sin embargo, un campo de hielo en el Báltico daña las hélices y hace que el barco quede basado en Swinemünde, donde permanece hasta abril en que zarpa hacia Danzig, donde el día 10 se le instala un nuevo radar.



El 12 de mayo de 1942 llega a la isla de Bornholm, en el Báltico, como punto de partida para su crucero a Noruega, hacia donde zarpa tres días más tarde escoltado por el Sperrbrecher (rompeminas) 13, cuatro destructores y una flotilla de escoltas. Finalmente quedará basado en Bogen, cerca de Narvik (Noruega), donde junto con su gemelo Admiral Scheer y varios barcos más allí amarrados formará el Grupo de Combate Núm. 2 al mando del Vicealmirante Otto Kummetz.



En julio de 1942 se tiene conocimiento de la formación de un importante convoy (identificado como PQ17 y formado por 35 mercantes con escolta directa de cuatro cruceros y tres destructores) destinado a la Unión Soviética, y el SKL prepara una operación con las naves destinadas en Noruega: los cruceros pesados Lützow y Admiral Scheer, el acorazado Tirpitz (gemelo del Bismarck) y sus correspondientes escoltas. La operación se cancela, aunque el convoy sufre numerosas bajas producidas por los submarinos y la aviación.



El 3 de julio el Lützow embarranca en Tjeldsund y daña los compartimientos VIII y XIII, así como las depósitos de fuel situados en el doble fondo de los IX y X. Es enviado de nuevo a la patria para su reparación, entrando el 13 de agosto en los astilleros Deustche Werke de Kiel, donde había sido botado 12 años atrás. Tras dos meses de reparaciones, el crucero regresa a Noruega llegando al fiordo de Alta.



Nuevamente se prepara una operación con las unidades mayores de la Kriegsmarine: El Lützow, el crucero pesado Admiral Hipper y seis destructores se hacen a la mar el 30 de diciembre de 1942 con el objetivo de localizar y hundir cuantos mercantes sea posible de un nuevo convoy localizado: el JW51B, con destino a Múrmansk. Sin embargo, los aliados han preparado este convoy a conciencia y cuenta con una escolta directa de seis destructores, dos corbetas, un dragaminas, dos bous armados, así como un grupo de apoyo formado por los cruceros ligeros Sheffield y Jamaica, dos destructores y la escolta lejana del acorazado Anson (gemelo del Prince of Wales), el crucero pesado Cumberland y tres destructores. Además se han apostado cuatro submarinos en las rutas de salida del Altenfjord.




La situación meteorológica es muy adversa para los barcos germanos y el dispositivo de búsqueda planteado muy débil, extendido 85 millas, situando al Admiral Hipper en el extremo norte del mismo, el Lützow al sur y los destructores entre ambos. Este dispositivo dejaba la formación germana en una posición débil frente a un encuentro con las unidades aliadas; este encuentro, a pesar de ser previsible, resultó una completa sorpresa para los alemanes e hizo que al Admiral Hipper soportará la peor parte en él, recibiendo tres impactos uno de ellos en una sala de calderas.



Factor decisivo en el fracaso de la operación, que no logró impedir la llegada del convoy intacto a Murmansk, fue la vaga redacción de las órdenes por parte del mando, ya que estas estaban abiertas a múltiples interpretaciones; se ordenaba al mando a flote actuar con precaución frente a enemigos de fuerza similar, rehuyendo el combate ante fuerzas más poderosas. Cuando finalmente el Lützow llegó al contacto balístico con el convoy, el BdK (Befehlshaber der Kreuzer, Comandante del crucero) ordenó romper inmediatamente el contacto y replegarse hacia el oeste. El resultado final fue la pérdida del destructor Friedrich Eckholdt y las averías del crucero pesado, que redujo su velocidad a 15 nudos; el resto de la escuadra, el Lützow y cinco destructores, pudieron regresar a sus bases sin problema alguno.



Por parte británica se perdieron en este combate el destructor Achates y el dragaminas Bramble y otros tres destructores de la clase O sufrieron averías. Todos estos daños fueron causados por el Admiral Hipper.



El 1 de enero de 1943 entra el Lützow, tras el fracaso de esta operación, en los fiordos noruegos. En los siguientes meses alternará su fondeadero entre Bogen y Kåfjord, con el fin de engañar al reconocimiento aéreo aliado.




El 20 de julio de 1943 se suspende, por los problemas que se presentaron en los motores diésel del crucero, la Operación Husar que iba a llevar la Lützow hasta el mar de Kara, tratado de emular el éxito logrado por el Admiral Scheer con la Operación Wunderland el año anterior.



En septiembre de 1943 el Lützow escapa del ataque llevado a cabo por submarinos de bolsillo británicos en el fiordo de Kaa al haber trasladado su fondeadero hacia el interior del mismo; en este ataque sufre importantes daños el acorzado Tirpitz, gemelo del Bismarck. Tras este ataque, el crucero es enviado hacia el sur de vuelta a la patria; en la noche del 23 de septiembre zarpa acompañado de los destructores Erich Steinbrinck, Friedrich Ihn, Paul Jacobi y Z 27, haciendo escalas en Skjomenfjord y Kristiansand y entrando en Gotenhafen el 1 de octubre de 1943.



El puerto de Gdynia se encuentra al alcance de los bombarderos pesados aliados (Avro Lancaster y Boeing B-17, entre otros) siendo atacadas las instalaciones en las que se encuentra en varias ocasiones aunque sin llegar a recibir impactos.



A principios de 1944 se completa la revisión periódica y el 5 de marzo se traslada a un amarradero exterior en el puerto de Libau, en el que llevó a cabo pruebas de mar y se le incrementa la tripulación hasta el complemento de guerra, llegando a 1.156 hombres.




Desde febrero de 1944 el Lützow forma parte del Grupo de Entrenamiento de la Flota y en solitario o junto a los cruceros Prinz Eugen, Admiral Scheer, Nürnberg, Emden, lanchas torpederas, lanchas E, submarinos y el buque blanco Hessen llevó a cabo diversos ejercicios.



Este Grupo de Entrenamiento de la Flota nace a raíz del malestar de Adolf Hitler con la flota de superficie por el fracaso de la operación contra el convoy JW51B; tras esta fallida operación, el Führer amenaza con al demolición de todas las grandes unidades de superficie, y de hecho se diseña un plan para llevarla a cabo; no se da cuenta de que uno de los fallos de la Flota ha sido la falta de preparación al no haberse podido llevar a cabo el previsto Plan Z. Sin embargo, el sucesor del dimitido Gran Almirante Erich Raeder al frente de la Kriegsmarine, el de igual empleo Karl Dönitz logra detener esta plan, creando el citado grupo de entrenamiento.



En estos momentos de la contienda, la Flota alemana sólo controla el mar Báltico y ello gracias a que los soviéticos no mueven su barcos de las bases de Leningrado (San Petersburgo).



Durante meses la única actividad del Lützow fueron la instrucción y la preparación. A finales de junio de 1944, y ante la más que probable salida de Finlandia del conflicto, en compañía del crucero Prinz Eugen y de los torpederos T 3, T 4 y T 12 lleva a cabo estos ejercicios en el golfo de Finlandia, volviendo al puerto de Gotenhafen el 8 de julio. Alterna sus amarraderos entre diversos puertos del Báltico para evitar ser detectado por la cada vez más activa fuerza aérea aliada.



Finalmente, el 28 de julio de 1944 se integra en el Grupo de Combate núm. 2 bajo el mando del Contralmirante Thiele, que fuera comandante del barco, junto con el resto de unidades del Grupo de Entrenamiento de la Flota.



A finales de septiembre de 1944 el Lützow y otras unidades germanas se dirigen hacia aguas finesas para dar cobertura a la retirada de las tropas de la Wehrmacht tras haber firmado el gobierno del mariscal Gustav Manerheim el armisticio con los aliados (URSS) el 19 de septiembre.




En octubre de 1944 bombardea a las tropas soviéticas en las proximidades de Memel y la península de Sworbe (Prusia Oriental); en total dispara más de 1.000 salvas de todos los calibres, teniendo que trasladarse con frecuencia hasta Gotenhafen para municionar.



En noviembre releva a su gemelo Admiral Scheer, cuando ya ha caído en poder de las tropas rusas la península de Sworbe.



A mediados de diciembre de 1944 los aviones aliados arrojan más de 800 toneladas de bombas sobre las instalaciones navales de Gdynia, pero el Lützow escapa indemne de estos bombardeos y se traslada a Pillau hasta finales de año. En estos momentos, tras el hundimiento del acorazado Scharnhorst en la batalla del cabo Norte y la pérdida del acorazado Tirpitz en noviembre de 1944 las únicas unidades pesadas con las que cuenta la Kriegsmarine son los cruceros pesados Lützow, Admiral Scheer, Admiral Hipper y Prinz Eugen, que son concentradas en el Báltico, además de para salvarlas de la superioridad aeronaval aliada, para dar apoyo en las operaciones de retirada en el frente oriental. A lo largo de febrero y marzo de 1945, sólo o en compañía de otras unidades, actúa contra las tropas soviéticas que avanzan sobre Prusia Oriental en Frauenburg, Elbing, Gotenhafen (Gdynia), Oxhofter Kampe y Hela.



El 16 de abril de 1945 es alcanzado por las bombas lanzadas por bombarderos Lancaster de la RAF sobre Swinemünde; le producen una brecha de 30 m. en un costado y una escora de 56º, que es restablecida con la ayuda de barcos auxiliares: El barco ya no podrá volver a hacerse a la mar. Sin embargo, el puerto de Swinemünde es vital para las Fuerzas Armadas alemanas ya que a él llegan los convoyes con refugiados traídos desde Prusia Oriental y la artillería del Lützow es imprescindible para su defensa; es necesario que la torre A, averiada en el bombardeo, sea reparada ya que la torre B es irrecuperable.



A lo largo de estos días abandonan la nave cerca de 800 tripulantes para combatir en tierra. Mientras tanto, la artillería del crucero hace fuego contra las tropas rusas en la zona de Dievenow y en Pasewalk, donde el Ejército Rojo ha roto las defensas germanas el día 28 de abril. Desde el 30 de abril sólo queda a bordo del barco la dotación necesaria para hacer funcionar la artillería principal. Todas las piezas antiaéreas y sus dotaciones han sido desembarcadas; los últimos 273 hombres abandonan el Lützow ese mismo día.



Finalmente, ante la situación desesperada que se vive, se da la orden de volar la nave. Desde su amarre en Swinemünde ha disparado 300 granadas de 280 mm. La noche del 3 al 4 de mayo se prepara la voladura del crucero, pero tuvo lugar una detonación prematura de las cargas como consecuencia de un incendio a bordo del barco.



El Lützow está hundido.



Dos años después de finalizar la contienda, el Lützow se encuentra todavía donde su tripulación lo intentó volar: en el canal Kaiserfahrt (canal Piastówski) cerca de Swinemünde (Świnoujście, Polonia). Los restos del naufragio son examinados por 77 departamento del servicio de salvamento de la Flota del Báltico "Bandera Roja" (KBF, Krasnoznammeniy Baltiyskiy flot).




Al examinar el pecio se comprueba que a bordo del mismo únicamente permanecen la artillería de las baterías principal y secundaria. En la barbeta de la torre A sólo quedan seis granadas de 280 mm. y numerosas cargas de proyección, mientras que en la de la torre B hay 300 disparos completos (granadas y cargas de proyección); se encuentra abundante munición de 150 mm., así como de la artillería antiáerea de 105 mm. y 40 mm. a pesar de que todas las piezas de estos calibres habían sido desembarcadas, así como los tubos lanzatorpedos de 533 mm. Entre las cuadernas 53 y 66 se encuentran algunas bombas de aviación de 100 kg. colocadas allí cuando se preparó la voladura del barco. Los depósitos de combustible guardan aun gasóleo.



La sala de máquinas de popa se inundó hasta la línea de flotación, la sección II lo está hasta la cubierta principal, las secciones X a XVI (proeles) hasta la cubierta blindada. Hay impactos de cinco bombas de aviación: uno de ellos ha atravesado tres cubiertas y otro dos. Los buzos examina el casco y encuentran cinco agujeros, uno de ellos de 7 x 1 metros.



En primer lugar hay que reflotar la nave y sacar todos los explosivos que siguen a bordo. Se reparan las roturas del casco, se cierran los grifos de fondo y se ponen en marcha bombas de achique en las secciones V a VII. Finalmente el Lützow vuelve a flotar, y con la ayuda de cinco remolcadores se le traslada a un amarre fuera de Swinemünde. Desde aquí, con la ayuda del rompehielos armado Volynets y del remolcador MB-43, el 20 de julio de 1947 es llevado hacia el lugar donde será definitivamente hundido, en el golfo de Danzing al que llegará el día 22 de julio; el fondo en el sitio de hundimiento previsto está a 113 m. de profundidad.



Tras varios intentos fallidos, finalmente a las 16:24 del 22 de julio la popa del crucero desaparece bajo las aguas del Báltico; se lleva al fondo varias bombas aéreas de 250 kg. que no han hecho explosión.



En grada: 5 de febrero de 1929


Botadura: 19 de mayo de 1931

En servicio: 1 de abril de 1933

Hundido: 4 de mayo de 1945

Características generales

Desplazamiento: 12.630 t estándar; 14.290 t carga máxima

Eslora (máx.): 186 m (610 ft)

Manga: 20,69 m (68 ft)

Calado (máx.): 7,25 m (24 ft)

Armamento: 6 cañones de 11" (28 cm) SK L/52 C28 en dos torretas triples

8 cañones de 5,9" (15 cm) SK L/52 C28

6 cañones AA de 10'5 cm Flak L/65 C33

8 cañones AA de 3'7 cm Flak L/83 C30

8 cañones AA de 2 cm Flak L/65 C30

8 tubos lanzatorpedos 21" (533 mm) en 2 montajes cuádruples

Cadencia de fuego: Cañones de 28 cm: 2,5 disp./min aprox.

Cañones de 15 cm: 6 a 8 disp./min aprox.

Alcance de tiro: Cañones de 28 cm a 40º (cargas perforantes): 36.475 m

Blindaje: Torres principales: 170 mm

Barbetas: 125 mm

Puente de mando: 150 mm

Cintura: 80 mm

Cubierta: 40 mm

Aviones: Dos hidroaviones Arado Ar 196

Una catapulta

Propulsión: Ocho motores diésel MAN de dos tiempos y 9 cilindros con 48.390 HP en dos ejes; dos hélices

Velocidad: 28 nudos (51,9 km/h)

Autonomía: 10.000 mn a 20 nudos

16.600 mn a 14 nudos

17.400 mn a 13 nudos

Tripulación: En paz: 33 oficiales y

586 suboficiales y marineros

En guerra: 43 oficiales y

hasta 1099 suboficiales y marineros